ESPECIALISTAS CIRUGÍA Y UROLOGÍA INFANTIL

Urología infantil está formada por nuestros médicos especialistas de cirugía pediátrica o urología general en WLK. Se ocupan de las enfermedades que impactan al riñón y las vías de eliminación como la vejiga, genitales, pelvis renal, uréteres y uretra, en ambos sexos, con enfermedades de nacimiento o adquiridas. En Clínica WLK, tenemos una visión integral y una atención de excelencia, especializada y personalizada para nuestros pacientes de Urología y Cirugía infantil.

Fimosis

Se entiende por fimosis una estrechez prepucial que impide la retracción del prepucio en forma cómoda y sin molestias sobre la totalidad del glande.

El diagnóstico es netamente clínico y es el especialista quien comprueba la condición fimótica. Algunos niños presentan un cuadro de balanitis, que representa una infección del prepucio. El tratamiento es quirúrgico, se llama circuncisión. Al ser una cirugía ambulatoria, el niño se va ese día para su casa.

Criptorquidia

Se entiende por testículo no descendido (TND) aquél que no se encuentra normalmente en el escroto. Es la malformación genital más frecuente en niños.

El diagnóstico es clínico. Primero, se observan las bolsas escrotales. Si existe una menos desarrollada que la otra, podría tener relación con testículo no descendido. Si, por el contrario, están ambas desarrolladas, pero la detección de uno de los testículos se dificulta, lo más probable es que se trate de un teste retráctil. La solucion es quirúrgica, pudiendo ser por medio de una incisión inguinal o por medio de laparoscopia. Luego de la intervención quirúrgica, el paciente deberá acudir a control médico dentro de la primera semana post operación para vigilar el estado de la cicatrización y que el testículo haya quedado bien ubicado.

Hernia Inguinal

La Hernia Inguinal (HI) se puede definir como la protrusión o salida de contenido abdominal (intestino, ovario, trompa uterina, etc.) por el canal inguinal, que en niños, por lo general, se debe a persistencia del conducto peritoneo vaginal (CPV).

La hernia se presenta con un aumento del volumen en el canal inguinal, que se hace más evidente en la medida que el niño se esfuerza. La hernia inguinal nunca se resolverá de forma espontánea, por lo que su tratamiento es siempre quirúrgico. Si no se ha atascado, la cirugía no es de emergencia, pero debe ser resuelta sin demora, especialmente en niños pequeños.

Hernia Umbilical

La hernia umbilical es una de las patologías herniarias más frecuente de la infancia y se caracteriza por la salida de contenido abdominal, a través de un defecto de la pared en el lugar donde debiera estar la cicatriz del ombligo.

El tratamiento consiste en esperar su desaparición y sólo si es que los niños refieren dolor vago en la periferia del ombligo después de comer o de hacer deporte, o si es que persistiera más allá de los seis años en las niñitas u ocho años en los niños, se debe plantear la cirugía como una necesidad para evitar complicaciones en el futuro; complicaciones que están relacionadas sobre todo a las niñitas, que en la adultez al embarazarse esta puede crecer excesivamente debido a la presión que experimenta el abdomen. La operación es muy simple, casi sin cicatriz y consiste en cerrar el defecto por debajo de la piel. Se hace en forma ambulatoria y el niño debe permanecer 2 a 3 días en semi- reposo, y cerca de dos semanas sin hacer deportes, volviendo a su vida normal a los pocos días.

Hidrocele

Hidrocele o “quiste de agua” es una patología de los niños que se puede detectar desde el nacimiento y es de rara aparición después de los 5 años.

Se debe a líquido acumulado en el escroto en relación al testículo. Se ven clínicamente con un aumento de volumen a nivel inguino-escrotal, donde algunos pueden presentar variaciones dentro del mismo día, menores al momento de despertar, pero en la medida que el niño se mueve y aumenta su presión abdominal, también aumenta el líquido en el escroto, alcanzando su máximo al final del día, para luego volver a reabsorberse durante la noche. Se resuelven quirúrgicamente solo aquellos hidroceles en los que ha variado la clínica debido a aumento de volumen, dolor o molestias. También, en todo niño mayor de 18 meses porque el conducto peritoneo vaginal ya no cerró y, por último, en aquellos en los que hay riesgos de una hernia inguinal.

  • Santiago
  • Temuco
Santiago

CONTÁCTANOS

NOS ENCANTARÍA SABER DE TI

DIRECCIÓN Los Leones 485, Providencia, Santiago
TELÉFONO +56 2 23628300
Temuco

CONTÁCTANOS

NOS ENCANTARÍA SABER DE TI

DIRECCIÓN Torremolinos 410 of. 223 Mall Mirage, Temuco.
TELÉFONO +56 45 2 247 080

NOSOTROS

Testimoniales

Sé parte de WLK

Prensa

CONTACTO

infoconsulta@wlk.cl

+56 2 23628300

Los Leones 485, Providencia, Santiago.

Términos y condiciones

©2020 - WLK | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

0:00
0:00
0:00
0:00
0:00
0:00
0:00
0:00